sábado, 24 de febrero de 2018

Hayv Kahraman


Hayv Kahraman nació en Bagdad, Irak, en 1981. Se trasladó a Suecia cuando tenía 11 años, y estudió diseño gráfico en la Academia de arte y diseño en Florencia, Italia. Actualmente vive y trabaja en San Francisco.
Los delicados y elegantes dibujos gráficos de Kahraman presentan temas inquietantes y dolorosos con irresistible gracia y belleza. Ella toma su inspiración de impresiones tradicionales japonesas, el art nouveau, la pintura de miniaturas persa e imágenes de moda. Mientras que artistas como Laylah Ali, Marcel Dzama y Amy Cutler utilizan la fantasía y dibujos entrañables para expresar las complicadas y duras realidades del mundo real, las ilustraciones de Kahraman convierten temas difíciles y aspectos específicos de la identidad de Oriente Medio en accesibles y seductoras imágenes de cuento de hadas.
«Mis mayores influencias son principalmente la filosofía francesa y escritoras como Simone de Beauvoir y la liberal feminista estadounidense Betty Friedan. Ellas revolucionaron la historia cuestionando los roles tradicionales de género y fueron abogadas por la igualdad de los sexos. Su obra es poética e inspiradora y me ha tocado profundamente»
«Obtengo inspiración de muchas de las ideologías feministas tanto teóricas como prácticas. Mientras que admiro la obra de Simone de Beauvoir y Judith Butler, también creo que el activismo colectivo no violento juega un papel fundamental en cambiar percepciones preexistentes. Mi obra consiste predominantemente en un activismo representativo. Es un poderoso instrumento de expresión no verbal, y ¿por qué no utilizarlo si puede ser un catalizador para el cambio social?»
«Soy una inmigrante iraquí desarraigada, y así será durante el resto de mi vida. Al dejar Irak a la tierna edad de 10 años, no fui capaz de digerir por completo mi herencia iraquí. Debido a la guerra fui lanzada a un país completamente diferente, con un conjunto diferente de reglas e idioma. Suecia se convirtió en mi pseudo-hogar y tuve que aprender a adaptarme. Occidente me dio una perspectiva más amplia de la vida y ensanchó mis oportunidades en gran medida, pero siempre me sentí empujada a regresar a mi herencia. Creo que esto se refleja en mi obra, y mis pinturas actúan como un portal y recordatorio de mi identidad. Siempre seré una turista, vaya donde vaya.»
«Mi obra temprana era más subjetiva. Crecí como una surrealista creyendo en el poder del subconsciente y los sueños. El mundo exterior en realidad no importaba, o al menos eso es lo que creía. Al madurar mi obra, aún utilizo el "dibujo automático" en el proceso de creación y pintura. Es una técnica considerada como un portal hacia la mente subconsciente por nada menos que André Breton. Implica un proceso de dibujo que no tiene pensamientos o reflexiones predeterminadas. No lo sigo totalmente, pero intento incorporarlo cuando comienzo con una pintura. Es muy interesante descubrir qué emerge y de alguna manera funciona como un diálogo entre mi obra y yo misma.»
Fuentes:
Nota: La propiedad intelectual de las imágenes que aparecen en este blog corresponde a sus autores y a quienes éstos las hayan cedido. El único objetivo de este sitio es divulgar el conocimiento de estos pintores, a los que admiro, y que otras personas disfruten contemplando sus obras.









































John Collins



John Collins aprendió mucho sobre pintura de su hermana Chris y su padre, Gary Collins, que son ambos artistas. Otra de las influencias de John fue su instructora de arte de la escuela secundaria, la artista Connie Borup. En 1981 recibió una beca de arte en la Universidad de Utah, donde estudió bellas artes y diseño. Aquí expandió y desarrolló sus intereses por la pintura, la impresión, el diseño y la ilustración. A John le gusta trabajar en muchos medios diferentes (acuarela, óleo y acrílico) y le gusta pintar una variedad de temas en diferentes estilos (tradicional, contemporáneo y experimental). John ha colaborado con su padre y su hermana en proyectos de murales en Seattle, Salt Lake City, Los Ángeles, Palm Springs, Las Vegas, Hawai y Miami. Su estilo de vida activo y su amor al aire libre se reflejan en sus pinturas al aire libre. Algunos de sus viajes de pintura favoritos han sido en Europa, donde ha pintado el campo y los pueblos italianos, así como en Francia, con su padre, Gary Max Collins. A John también se le puede encontrar impartiendo clases de acuarela en el desierto del sur de Utah y en viajes por el río a lo largo del Colorado.
Fuentes:
Nota: La propiedad intelectual de las imágenes que aparecen en este blog corresponde a sus autores y a quienes éstos las hayan cedido. El único objetivo de este sitio es divulgar el conocimiento de estos pintores, a los que admiro, y que otras personas disfruten contemplando sus obras.